Investigacion independiente que revela los secretos del poder

Agosto 30, 202o

Edición: Español

Por: @JuanPoe - Agosto 30, 2020

Visitantes

Evidencias ocultas involucran a Uribe con masacre en Girardota y con grupo paramilitar de los Villegas. Revelaciones exclusivas

Los grupos paramilitares que se esparcieron por varios municipios antioqueños durante la Gobernación de Álvaro Uribe Vélez actuaron bajo la tutela de redes de inteligencia que les daban apoyo logístico e intercambiaban información con el objetivo de identificar y ubicar a sus víctimas quienes luego eran asesinadas por sicarios.

Un informe de la Fiscalía del 23 de julio de 1999 que nunca ha sido revelado al país, el cual se encuentra en el proceso 34986 donde se descubrieron las finanzas de los principales bloques paramilitares y por el cual fueron asesinados la mayoría de funcionarios del CTI y fiscales que adelantaban las investigaciones, descubrió la existencia de un grupo paramilitar o escuadrón de limpieza social en Girardota, que junto con las Convivir del Municipio estaban causando gran violencia contra sus habitantes. Allí se señala la existencia de un grupo paramilitar que actuaba conjuntamente con una red inteligencia “Buen vecino” que fue constituida el 15 de marzo de 1997 mediante redes de comunicación entre propietarios de fincas e informantes que se ubicaban en la plaza principal, quienes se encargaban de identificar a las víctimas de los escuadrones paramilitares. Esta red paramilitar fue constituida durante la Gobernación de Antioquia de Álvaro Uribe Vélez.

Un informe del 20 de noviembre de 1998 de la Fiscalía señala que este grupo paramilitar fue enviado al Municipio de Girardota directamente por Carlos Castaño con una dotación de fusiles R-15 calibre 5.56, granadas y morteros. Como se indicó este grupo era apoyado por la red de inteligencia y logística llamada eufemísticamente “la red ciudadana del buen vecino” que apoyaba directamente al grupo paramilitar que incursionó en Girardota, cuya función era identificar a las víctimas del grupo de autodefensas. Esta red fue ordenada e impuesta nada más y nada menos que por la propia Gobernación de Álvaro Uribe Vélez, pues el Alcalde de Girardota de aquella época German Darío Gómez Vásquez que fue elegido de enero de 1995 a diciembre de 1997 no estaba conforme con esa red paramilitar, pero tuvo que aceptarla por presiones directas del Gobernador.

Esta red de inteligencia paramilitar auspiciada desde sus inicios directamente por la Gobernación de Álvaro Uribe como lo demuestra el informe de la Fiscalía del 20 de noviembre de 1998, fue cómplice con varios sicarios de una terrible masacre en el Municipio de Girardota que nunca fue revelada por la opinión pública y en la que fueron asesinadas 29 personas como se puede evidenciar en las actas de levantamientos realizadas por la Fiscalía:

Por este proceso fueron detenidos el 4 de agosto de 1998 por la Fiscalía Regional de Medellín por su presunta participación en la conformación de grupos de justicia privada y por la comisión de múltiples homicidios en Girardota, a Juan Carlos Cadavid Vélez alias Pitillo, al soldado del batallón Pedro Nel Ospina Fernando Antonio Zapata Valencia, alias el Zarco, Gabriel Alfonso Tavera, Gabriel Jaime Rendón Cano, Milady Arango Rendón, Claudia Patricia Roldán Arango y Ovidio Roldán Trujillo.

Juan Carlos Cadavid alias Pitillo uno de los jefes del grupo tenía contacto directo con Jacinto Alberto Soto Toro, jefe del Estado Mayor de las autodefensas quien se encuentra en esta imagen reunido con los máximos líderes de los paramilitares.

De izquierda a derecha, Rodrigo Pérez Alzáte, Alias “Julián Bolívar”, Diego Murillo Bejarano, alias “Don Berna”, Edward Cobos Téllez, alias “Diego Vecino”, Jacinto Alberto Soto Toro, alias “Lucas”, Salvatore Mancuso, alias “Mono Mancuso”, Freddy Rendón Herrera, alias “El Aleman”, Carlos Castaño Gil, alias “JL”.

Este grupo paramilitar que fue auspiciado a través de una red de inteligencia promovida por la gobernación de Antioquia de Álvaro Uribe, operó con total impunidad en el Municipio de Girardota durante el período del mandatario regional. Así lo demuestran las comunicaciones de Beeper del jefe paramilitar Jacinto Soto quien se comunicaba con Juan Carlos Cadavid, alias Pitillo, uno de los líderes del grupo de Girardota en los días del 11 de mayo y el 11 de julio de 1997 y del 22 de septiembre de ese año sin mayores inconvenientes:

No hay duda que los grupos paramilitares estaban totalmente articulados en Antioquia y que el jefe paramilitar Jacinto Alberto Soto se encargaba de las comunicaciones de las múltiples agrupaciones de autodefensa que sembraban el terror en las poblaciones como ocurrió con esta masacre de Girardota que hoy se le revela al país y que involucra al entonces Gobernador Álvaro Uribe. Era una articulación macabra que unía a varios grupos de autodefensa incluyendo a los grupos paramilitares en Ituango donde también puede esbozarse la responsabilidad del entonces Gobernador por lo menos a título de omisión como pudo demostrarse con las nuevas evidencias expuestas en el artículo https://www.elinvestigad0r.com/masacre-del-aro

Un elemento fundamental es que el grupo paramilitar de Girardota comandado por Juan Carlos Cadavid, alias Pitillo, estaba articulado al grupo de autodefensa de los hermanos Luis Alberto Villegas Uribe y Juan Guillermo Villegas Uribe ubicado en el Municipio de San Roque en la hacienda Guacharas que fue propiedad de Álvaro Uribe Vélez. Esta unión entre los grupos paramilitares de Girardota y San Roque nunca había sido revelada al país.

La articulación entre ambos grupos de autodefensa se demuestra en un informe del CTI elaborado el 9 de febrero de 1998 en el cual se señala que después de haber interceptado sus conversaciones los hermanos Villegas y Juan Carlos Cadavid habían conformado un grupo de paramilitares dedicado al secuestro, la extorsión el tráfico de armas, el hurto de vehículo y actividades de justicia privada. Allí incluso se hace alusión a que en ese grupo estaba integrado por alias el ZARCO es decir Fernando Antonio Zapata Valencia perteneciente a la Cuarta Brigada quien fue detenido el 4 de agosto de 1998 por la masacre de Girardota.

Esta información se ratifica en un informe del 28 de abril de 1998 de la Fiscalía donde se reitera que los hermanos Cadavid Vélez aliados de los Villegas Uribe habían conformado un grupo paramilitar con alcance en los municipios de Girardota y Barbosa con ayuda de miembros del Gaula de Antioquia.

Es importante recordar que Luis Alberto Villegas Uribe, alias el “Ganadero o el Tubo”, obtuvo el 18 de noviembre de 1996 la personería jurídica para la Convivir el Cóndor de la cual era representa legal, firmada directamente por el Gobernador Álvaro Uribe Vélez para operar libremente con su grupo de autodefensas en el municipio de San Roque. Ello no deja duda que el entonces mandatario regional promovió mediante esta autorización los grupos paramilitares de San Roque y Girardota que cometieron múltiples crímenes de lesa humanidad en sus territorios. Aquí está la autorización de la Gobernación de Álvaro Uribe a la Convivir el Cóndor de Alberto Villegas Uribe quien estaba aliado con Juan Carlos Cadavid, alias Pitillo quien tenía el poderoso grupo paramilitar en Girardota.

Estos grupos paramilitares de San Roque y Girardota se unieron con otras agrupaciones paramilitares de diversos municipios de Antioquia hasta conformar el Bloque Metro, tal como lo demuestra un testimonio inédito de Vicente Castaño Gil quien señala que fue precisamente Luis Alberto Villegas el que pidió que ingresaran estos grupos de autodefensa en diferentes territorios de Antioquia.

Luis Alberto Villegas Uribe fue asesinado por orden del jefe paramilitar Rodrigo Pérez Álzate, alias Julián Bolívar, el 5 de diciembre de 2004, pero su hermano Juan Guillermo Villegas Uribe nunca fue juzgado por sus nexos con grupos paramilitares.

Juan Guillermo Villegas Uribe aparece hablando con el exsenador Álvaro Uribe Vélez, en una conversación interceptada por la Corte Suprema de Justicia, el 22 de diciembre de 2015 en la cual Uribe Vélez le pone de presente que ese Alto Tribunal los estaban investigado por la fundación del Bloque Metro y que además les estaban interceptando las comunicaciones, expresándose de una forma bastante peyorativa de los magistrados. Este fue el inicio de la investigación contra el expresidente por soborno a testigos y fraude procesal, en la que se le endilga a Uribe haber hecho gestiones con su abogado Diego Cadena para cambiar los testimonios en su contra que lo involucraban directamente con el Bloque Metro y el paramilitarismo.

En el siguiente audio el ex-presidente Uribe y Juan Guillermo Villegas se enteran que la Corte Suprema los esta investigando por paramilitarismo.

Lo que nadie sabe es que los vínculos del interlocutor de Álvaro Uribe Vélez con los paramilitares están absolutamente demostrados en el proceso 34986 del “parqueadero de padilla” con pruebas contundentes que por una extraña razón no han conducido a la judicialización de Juan Guillermo Villegas Uribe.

Por ejemplo el 28 de abril de 1998 un informe del CTI de Antioquia establece que después de haber realizado varias interceptaciones a abondos telefónicos pudo determinar que los hermanos Villegas Uribe patrocinaban directamente grupos paramilitares.

En un informe del CTI del 18 de abril de 1999 en el cual figuran paramilitares notables como Carlos Castaño o Salvatore Mancuso se señala como un colaborador directo de las autodefensas a Juan Guillermo Uribe, también hay otros nombres importantes que aparecen en ese documento oficial.

Adicionalmente los nombres y las cuentas bancarias de Alberto Villegas Uribe y Juan Guillermo Villegas Uribe aparecen directamente en la contabilidad de los paramilitares de donde obtenían los recursos para financiar sus actividades criminales en Antioquia.

Es importante mencionar que en los beepers del jefe paramilitar Jacinto Soto aparece el día 10 de marzo de 1997, alias “Guacharaco”, es decir nada más y nada menos que el paramilitar Juan Guillermo Monsalve a quien se le colocó ese alias por ser el hijo del mayordomo de la finca Guacharacas propiedad de los narcotraficantes Gallón Henao y los Villegas Uribe. Monsalve ha testificado contra exsenador Álvaro Uribe acusándolo de ser fundador del Bloque Metro.

Esta prueba técnica desmiente la versión del expresidente que señala que Guillermo Monsalve no era un miembro activo del paramilitarismo. Hay que recordar que este testigo ha sido objeto de múltiples atentados en su contra y existen evidencias que el abogado del expresidente Diego Cadena intentó cambiar su testimonio.

En la actualidad la Corte Suprema de Justicia investiga al entonces Gobernador Álvaro Uribe por conformación de grupos ilegales, especialmente por su relación con los hermanos Villegas Uribe y la comisión de masacres como la del Aro, la Granja y la de San Roque, a la cual hoy se le suma esta masacre cometida en el Municipio de Girardota mediante la red de inteligencia que desde la Gobernación se impulsó en esa jurisdicción. La verdad es que los crímenes tarde o temprano salen a la luz y no pueden ser ocultados toda la eternidad aunque se utilicen todo tipo de tácticas de intimidación y de violencia.

Después de haber hecho estas revelaciones quedan los siguientes interrogantes:

¿Por qué nunca se abrió una investigación contra el Gobernador Uribe Vélez por la formación de este grupo paramilitar en Girardota y la promoción de su red de inteligencia?

¿Por qué nunca se investigó la articulación que existía entre diferentes grupos paramilitares en Antioquia que habían conformado los hermanos Villegas Uribe y los hermanos Cadavid Vélez con influencia en zonas como San Roque, Girardota y Barbosa?

¿Por qué a pesar de existir importantes evidencias no se ha judicializado a Juan Guillermo Villegas Uribe el interlocutor de la conversación interceptada a Álvaro Uribe?

¿Por qué la Fiscalía ocultó esta información a la opinión pública por más de 20 años?

¿Tiene la Corte Suprema de Justicia esta investigación sobre la masacre de Girardota en su expediente o ha sido ocultada por sus fiscales delegados?

Estas preguntas, se las dejo a ustedes estimados lectores.

  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube

elinvestigad0r@protonmail.ch

Signal: +1(236) 788-3803

Telegram: +1 (236) 878-1902

Line: +1 (236) 878-1902

© 2020 by @elinvestigad0r - Colombia y Canada